domingo, octubre 04, 2009

Conducir.

"¿Te gusta conducir?" Depende.

Conducir es un gran placer; pero siempre, claro está, dependiendo de las experiencias que hayas tenido al volante. La mayoría de las personas que conozco (dios los cría y ellos se juntan) coinciden conmigo en que conducir con música es una de esas cosas impagables de la vida, yo añadiría que conducir sin nadie más en el coche, tú y tu música, tu música y tú... y que salga el sol por donde quiera.

Pero si "del amor al odio hay un paso", del placer al estrés hay una incorporación, al menos en mi caso. ODIO las incorporaciones. Ahí donde sólo te tienes a ti, contra la pared y, en el peor de los casos, con la vida de la mejor gente que conoces en tus manos. Y todo este dramatismo viene porque una vez ya tuve un susto, que sí, que fue un roce de nada, pero olvidar esa sensación instantánea de "¿Me muero ya?", es difícil.

Y no debe ser tan malo como creo porque, obviamente, aún sigo viva y con ganas de pisar el acelerador, pero cada vez que tengo que enfrentarme a eso... veo titulares; titulares en los periódicos del día siguiente y empiezo a pensar cosas que no debería, me pongo a pensar demasiado (ya ves tú, para escribir aquí...) y pienso que si todos los que tengo alrededor, cada uno en su coche, están tan muertos de miedo como yo, lo único en lo que puedo confiar es en la suerte; y eso me pone histérica.

Actualizacion: Y conste que el carnet de conducir es algo que, en un momento u otro, se necesita, es útil y te salva la vida.

9 comentarios:

yonmacklein dijo...

reconocelo, esto lo haces para que no me saque el carnet. No hace falta, no pienso hacerlo :P

Marta S dijo...

Yonmacklein: Jaajajajaja ¡No, no, no! No me cojas las vueltas, eh! Lo he actualizado sólo por ti, así que no me vengas con excusas!

Miguel Rodríguez V. dijo...

Conducir es una de esas cosas que me recuerda cuánto odio la ciudad.


Saludos.

andre's dijo...

Bueno, he de decir que no es para tanto. Yo, y se que no es lo mismo pues no conduzco, no me pongo nada mal cuando voy en el coche contigo. Debes quiza meterte en una caja y que te proyecten muchas incorporaciones :)

Maldita actualizacion. Aunque no lo hayas hecho por mi tambien me afecta.

Banyuken.es dijo...

Pues yo disfruto también de las incorporaciones, en su momento, a la velocidad adecuada, sin brusquedades, con paciencia pero firmeza. Me encanta.

REHTSE dijo...

Son fases, supongo... de todos modos, mejor pegarte sustos y reaccionar que ir de paquete y rezar por que reaccione el conductor ¿nop? :)

Marta S dijo...

@Miguel rodriguez V. Jajajajaja Bueno, no todo es malo, pero es comprensible que pienses eso. A mí, a pesar de todo, me sigue gustando conducir. Un saludo.

@Andre's Pues también pensé en tí cuando lo actualicé, no te creas. Y no te pones mal porque confías en mí manejo del volante más de lo que deberías! :)

@Banyuken ¡Eso es porque tú eres un temerario aventurero! ;)

@Rehtse jajajaja Si, el problema es que tengo demasiada emparía con quienes llevo en el coche, y sufro por dos! :P

Asdrians dijo...

Que gran razón!!

Uno de esos viajes largos en los que vas solo/a en el coche y dices: "hoy me apetece escuchar este disco..." lo pones y.. ¡pluf! todo se vuelve perfecto durante ese tiempo...

Sobre el otro punto... la verdad es que no le tengo miedo a las incorporaciones, cuenta hasta 10 antes de entrar a una y 'sansacabó' xD

Zuviëh dijo...

Estás en mi misma situación (yo sin roce), le tengo un pánico-odio al coche horrible y encima, ahora me toca ir a trabajar a un polígono en matalascabras que si no vas en coche, no hay forma de llegar. SIGH.